Tipos de piercing 

piercing septum

Si has estado buscando un artículo que te relate información de calidad acerca de
todos los tipos de piercing que existen has llegado al lugar correcto. Sin importar la
localización, o el método de perforación, lo detallaremos para ti.
Encuentra detalles de gran importancia, tales como si estos llegan a ser
dolorosos e inclusive algunos consejos para disminuir el dolor del mismo. Aprende
como cuidarlos, y más.

Piercing en la ceja

Entre los tipos de piercing más populares que existen nos encontramos con el
piercing en la ceja. Una perforación que comenzó a popularizarse entre aquellos
amantes de la música pesada, seguidores de las bandas de rock, y metal, que de seguro
pasarán a la historia.
Las perforaciones en la ceja pueden ser de dos maneras, horizontales o
verticales. La vertical es quizá la más popular. Por defecto, muchas personas deciden
llevarlo en la ceja izquierda, pero en realidad se recomienda que sea colocado en aquella
donde se posea una mayor destreza al momento de moverla.

¿Cómo se coloca un piercing en la ceja?

Lo primero que hará el perforador es desinfectar la zona, con ayuda de gasa o
algodón, y un poco de alcohol. Lo mejor será que te asegures que lleve guantes. Luego
de esto comenzará a marcar con tinta especial puntos de referencia, pedirá tu opinión en
función de que la colocación final sea de tu agrado.
Una vez se haya acordado el lugar exacto, se usará un catéter o una aguja hueca
para perforar por los puntos previamente marcados. Al final de esta se colocará la joya,
para que cuando se extraiga la misma se haya posicionado de manera exitosa.

Cuidados de un piercing en la ceja

Los piercings en la ceja cicatrizan de manera rápida, siempre y cuando no se
infecten. Para evitar esto lo principal es no sacar la joya durante el tiempo de
cicatrización, y estar pendiente de algunos de los cuidados más básicos.
Deberás lavarlo al menos tres veces al día. Para ello podrás usar suero o una
solución salina, la misma la puedes elaborar en tu casa con un poco de agua tibia y sal
marina. No dejes que nadie te lo toque, y evita tú también hacerlo (solo lo necesario)
para así no correr riesgos por infección.

Septum piercing

Las tendencias en cuanto a los tipos de piercing que más se usan varían según
las generaciones, actualmente podemos ver como el septum piercing es quizá uno de
los más populares entre los jóvenes.
Corresponde a la categoría de perforaciones en la nariz, siendo la que se
encuentra en la base del mismo. Muchos artistas lo han popularizado a través de los
últimos años, como es el caso de Lady Gaga en su era ARTPOP en el 2013, e inclusive
Rihanna lo lució recientemente.

¿Cómo se coloca el septum piercing?

Para estos tipos de piercing en particular se recomienda acudir a un perforador
profesional, puesto que se deben decidir temas tales como cuál será el diámetro de la
aguja a usar en relación a la joya que se desea colocar.

La perforación se hace con una aguja hueca, que, cuando se extrae, deja en su
posición final a la joya sin tener que hacer un esfuerzo mayor. Es recomendable que, si
eres muy poco tolerante al dolor, se usen métodos para dormir la zona. Puede que el
hielo sirva.
Cuidados del septum piercing
Para evitar las infecciones que se pueden producir tras colocarte un septum
piercing lo mejor será que lo cures al menos dos veces al día. El primero paso para ello
es lavar bien tus manos antes de manipularlo. Si lo hará otra persona, asegúrate que
cumpla con este requisito.
Puedes usar un hisopo humedecido en suero fisiológico para comenzar a quitar
todas las costras que se forman. No lo hagas de manera brusca, si hay alguna bien
adherida, deberás esperar a que se afloje con el paso del tiempo.

 

Comprar Piercing Septum

 

Piercing medusa

Entre los tipos de piercing con los nombres más atractivos de seguro nos
conseguiremos con este. Ciertamente no es uno muy común de apreciar en las personas,
pero sin duda alguna, quien lo lleva, es un ejemplo de estilo y se roba las miradas de
cualquier lugar donde llega.
Esta perforación se hace en justamente en el centro del labio superior, justo en el
surco naso-labial, el cual es la hendidura que se posiciona entre la nariz y el labio. Por
lo general consta de un solo abalorio, aunque personas deciden colocarse una mayor
cantidad de piezas en él.

¿Cómo se coloca un piercing medusa?

Para colocar el piercing medusa lo primero que se debe hacer es desinfectar la
zona, esto se puede lograr usando un jabón antiséptico. La parte de adentro de la boca
también debe estar limpia, por lo que se debe enjuagar con un enjuague oral
antimicrobiano.
El labio pasa a ser estirado con la ayuda de una pinza, se debe sostener de
manera horizontal para que los dientes no interfieran al momento de hacer la

perforación. La aguja hueca atraviesa la zona, luego será colocada la joya en el hueco de
la misma y se retira para que quede en la zona deseada.

Cuidados del piercing medusa

En casos del piercing medusa el tiempo de cicatrización dependerá del
organismo de la persona. En algunos no excede las 6 semanas, mientras que en otros
pasa de las 8. Lo primordial es no sacar la pieza.
De igual manera, tendrás que mantener una buena higiene en tu boca lavando tus
dientes luego de cada comida, se puede reforzar está haciendo uso de un enjuague bucal
que no posea alcohol, esto evitará el riesgo de una irritación. Por el exterior podrás
enjuagarlo tres veces al día usando un jabón neutro.

 

Comprar piercing Medusa

 

Piercing microdermal

De los tipos de piercing el microdermal, o intradérmico, es uno de los que se
puede colocar en la mayoría de lugares del cuerpo. Estamos hablando de un implante
subcutáneo que tiene como función sostener la joya. La base es colocada bajo la piel a
1.5mm, para que, sobre ella, esté la joya.
Este es un tipo de perforación que realmente no posee límites, y algunos lo
llevan al extremo. Con mayor frecuencia se ve en la nariz, pero aquellas personas más
audaces lo colocan en cualquier parte del cuerpo posible. Aunque no se recomiende en
las extremidades como los tobillos.

¿Cómo se coloca un piercing microdermal?

Un perforador profesional tendrá la necesidad de trabajar de la mano contigo
para encontrar la posición exacta donde deseas la joya, una vez esté acordada se
marcará con tinta especial con la finalidad de que sirva para poder guiarse en el resto del
proceso sin cometer errores.
Para perforar la zona se hace uso de una aguja dérmica, es posible que se sangre
durante el proceso según sea la zona que se desee. Con mucha precisión, utilizando
pinzas especiales, se introduce la pieza en la piel. Cuando se ha logrado posicionar la
base, se procede a colocar la joya, que normalmente en enroscarle.

Cuidados de un piercing microdermal

Los riesgos de infección por un piercing microdermal son considerablemente
bajos a comparación de los que se tienen en otros tipos de perforaciones. Es una pieza
que se coloca bajo la piel y, en la mayoría de los lugares, los tejidos cierran sin ningún
tipo de complicación en periodos cortos de tiempo.
Lo mejor será que limpies su exterior con ayuda de una solución salina (la
puedes preparar en casa con agua tibia y sal marina). Y que las duchas que tomes, al
menos en la primera semana, no excedan los 5 minutos.

Piercing en la lengua

Si nos toca nombrar uno de los tipos de piercing que no pasa de moda con el
tiempo en este momento sólo nos viene a la mente el piercing en la lengua. Aquella
perforación que quizá no es para todo el mundo, lo decimos de manera literal.
Se han evidenciado casos donde el mismo cuerpo de la persona rechaza este tipo
de piezas, pero eso no ha evitado a que sea uno de los más colocados por los
perforadores en sus tiendas. Pero, ¿cómo es este proceso?, ¿será tan doloroso como se
imagina o no?

¿Cómo se coloca un piercing en la lengua?

Si eres capaz de resistir a pequeños dolores no habrá problema, pero si no
deberás encontrar una manera de calmar los nervios durante el proceso. Algunos
métodos naturales que ayudan a aliviar la zona durante el proceso es colocarse hielo
antes.
Debes tener una buena higiene bucal para evitar infecciones, no basta sólo con
que te hayas lavado los dientes, lo mejor será que uses algún enjuague bucal. Con
pinzas especiales se inmovilizará tu lengua para evitar malas prácticas. Con una aguja
hará la perforación para luego colocar la joya.

 

Comprar Piercing Lengua

 

Cuidados del piercing en la lengua

La cicatrización es lenta, y se sabe que en la boca se alojan una gran cantidad de
bacterias, por lo que el riesgo de infección es realmente alto. Es por ello que deberás

cepillarte luego de cada comida y hacer uso de un enjuague bucal sin alcohol para que
así no corras riesgos de irritación.
De igual manera, debes tener en cuenta que durante los primeros días deberás
llevar una dieta de sólo líquidos. Al menos hasta que sientas que la cicatrización ha
avanzado. Y no es recomendable tomar ningún tipo de cítrico, puede irritarse.

Piercing en el labio inferior o superior

Entre los tipos de piercing que las personas consideran con mayores niveles de
sensualidad nos encontramos los que se colocan en el labio. Y este no tiene por qué ser
en un lugar específico, puesto que puede colocarse en cualquiera de sus extremos o en el
medio.
Lo que más llama la atención respecto a las perforaciones en el labio inferior o
superior es la cantidad de diseños que se pueden apreciar cuando se está en busca de una
joya. Existe una para cada estilo, y muchos deciden inclusive hacer una a su propia
imagen y semejanza.

¿Cómo se coloca un piercing en el labio inferior o superior?

Lo principal es tener en cuenta la zona en la que te lo colocarás, una vez lo hayas
decidido también es importante que se desinfecte. Por fuera puede usarse un jabón
neutro, mientras que por dentro será recomendable que te laves los dientes y también
uses un enjuague bucal.
Luego de esto se hará una marca con tinta especial y será sujetado tu labio con
pinzas, por parte del perforador, de manera horizontal con la finalidad que la aguja no
corra el riesgo de tocar tu encía o dientes. Se perfora y se coloca la joya.

Cuidados de un piercing en el labio inferior o superior

Como una parte de la joya estará dentro de la boca es fundamental que se
mantenga una buena higiene limpiando tus dientes y utilizando enjuague bucal sin
alcohol luego de cada comida. Es recomendable no sacarla hasta que esta haya
cicatrizado.

Las dietas líquidas no son necesarias, pero la irritación por el consumo de
cítricos o ácidos sigue siendo un factor de riesgo el cual se debe intentar evitar. Quizá
quieras tenerlo en consideración.

Piercing tragus

De los tipos de piercing que se popularizaron para los hermosos años 90, el
piercing tragus es quizá uno de los que sigue manteniendo una fama estable hoy en
día. Basta con ver un par de fotos de artistas, o influencers, para darnos cuenta que lo
poseen.
Muy popular para el tipo de perforaciones en la oreja que se conocen (al
menos hasta ahora), ya que se lleva a cabo en la parte de ella que se conoce como trago.
Este no es más que un pequeño cartílago que tiene forma de óvalo ubicado ya al exterior
del canal auditivo.

¿Cómo se coloca el piercing tragus?

Lo primero que debes saber tenemos dos variantes del piercing tragus, el más
común es el de manera vertical. Pero también está el Antitragus, este se coloca frente al
del trago, justo en la zona cartilaginosa que se tiene arriba del lóbulo del oído.
En cualquiera de los dos se debe comenzar por desinfectar la zona donde se
llevará a cabo la perforación, para luego sujetarla con la ayuda de una pinza profesional
y, con la aguja hueca, proceder a hacer el hoyo. Una vez esté listo, se colocará la joya en
el extremo hueco de la aguja para retirarla y dejar a esta en su lugar.

Cuidados del piercing tragus

Lo primero que debes tener en cuenta es que no es un tipo de perforación que
cicatrice velozmente, por lo general tiende a tomarse un periodo de entre 4 a 6 meses.
Se tiene un gran riesgo de infección puesto que, tanto por fuera como por dentro,
se crea suciedad. Es por ello que se debe lavar al menos tres veces al día la zona
perforada. Por fuera podrás usar un poco de agua tibia y también jabón neutro, por
dentro puedes ayudarte con un hisopo.

Comprar Piercing Tragus

Hélix piercing

De los tipos de piercing que más se solicitan hoy en día en las tiendas
profesionales nos encontramos con el hélix piercing. En un principio se pensaba que
era únicamente de uso femenino, pero hoy en día podemos apreciarlo tanto en mujeres
como hombres.
Este es otro tipo de perforación en la oreja. En la parte superior del oído se
posee un cartílago y se busca que la pieza quede a lo largo de este. Sirve como la
iniciación al mundo de los piercings para muchas personas, por lo que quizá te funcione
de esta manera para a ti también.

¿Cómo se coloca el hélix piercing?

Por defecto el perforador te marcará un lugar apropiado para colocarlo, pero si
no te parece siempre puedes trabajar con él en la localización de la zona exacta. Cuando
se encuentre, se hará uso de la tinta para poder marcar entonces la zona deseada.
Luego de esto, el perforador se encargará de que sus manos y el cartílago estén
desinfectados, para proceder a realizar la perforación con una aguja hueca que se
encuentre esterilizada. En el hueco de la herramienta es introducida la joya para que, al
sacarla, pueda posicionarse.

Cuidados del hélix piercing

Se espera que el tiempo de cicatrización del hélix piercing sea de un año, pero,
manteniendo una buena higiene y evitando infecciones, a muchas personas se les ha
sanado de manera total en menor tiempo. Hablando entonces de unos 6 u 8 meses.
De manera diaria puedes usar un suero fisiológico y un hisopo para limpiarlo,
uno que otro día puedes emplear también agua tibia y jabón neutro en la zona. Si no
encuentras el suero puedes hacer una solución salina con agua tibia y sal marina, que
tendrá el mismo efecto.

Comprar piercing hélix

Piercing industrial

tipos de piercings en la oreja

El piercing industrial es quizá una de las variaciones de los tipos de piercing
más cool que se puede llevar. Realmente da un aspecto interesante a la vista, y sus

piezas pueden llegar a ser tan atractivas por sí solas que de seguro cualquiera querría
colocarse un par.
Se trata del tipo de perforación en la oreja que se hace en el cartílago superior,
pero no hay que confundirlo con el hélix piercing, pues este conecta dos perforaciones
entre sí con una barra de metal que va de un punto “A” a un punto “B”.

¿Cómo se coloca el piercing industrial?

Lo primero que se debe seleccionar es una pieza que de hecho tenga las medidas
necesarias para poder conectar una perforación con la otra. En esto te ayudará el
perforador. Después de que se marque la zona se puede confirmar si es la deseada.
Una vez que se tenga toda la pre-colocación lista, se hará uso de la aguja hueca.
Atentos, que en este caso se debe lograr la perforación de ambos puntos de manera
simultánea. Luego, cuando se extraiga, la pieza quedará perfecta en su lugar.

Cuidados del piercing industrial

Deberás tener un cuidado intensivo durante el primer mes si lo que quieres es
que este sane sin ningún tipo de complicación (infección). Hablando de un lapso de
tiempo total, el que sane, tarda aproximadamente 5 meses desde que se ha colocado la
pieza. Pero todo dependerá del organismo de cada persona.
Es importante que sepas que debes lavar con suero fisiológico o solución marina
al menos dos veces al día la zona de la perforación. Quedará terminantemente prohibido
dormir apoyado del lado donde tienes la perforación, y no intentes quitar las costras
hasta que estas salgan por su cuenta.

Comprar Piercing Industrial

Piercing smiley

¿Te has dado cuenta alguna vez en la sonrisa de alguien que se asoma un
piercing?, este es uno de los tipos de piercing que se pueden disimular sin ningún
problema, pero también de los que no todos tienden a ser aptos de mantener. Se trata del
piercing smiley.

Mejor conocido como la perforación del frenillo de la encía, ubicado justo
detrás del labio superior. Su nombre hace referencia a que, en efecto, sólo puedes
notarlo cuando una persona está sonriendo. Puede que sea uno de los más riesgosos
dentro de la boca, y estamos a punto de explicarte por qué.

Ver tipos de piercing en el labio Aquí

¿Cómo se coloca el piercing smiley?

Como primer paso, se debe evaluar tu frenillo. Si este es muy pequeño no se
aconseja que se realice la perforación, eso lo decidirá el profesional. Por lo general, se
necesitan dos personas para hacerlo, una sujetará el labio y la otra se encargará de
atravesar el frenillo.
Se hace uso de una aguja hueca y luego se le adhiere una joya que, al sacarla, la
deje posicionada en su lugar. Es una tarea un poco complicada y algo dolorosa, por lo
que no se recomienda para aquellas personas que no sepan aguantar.

Cuidados del piercing smiley

Este es otro de los tipos de perforaciones que se encuentra en la boca, y ya te
hemos mencionado antes que es un mar para las bacterias. Es por ello que los cuidados
deben ser más estrictos para que así se eviten las infecciones.
Deberás cepillar tus dientes, pero siempre teniendo cuidado de no jalar la pieza.
Este frenillo es muy sensible y se puede romper con gran facilidad. Se recomienda
también el uso de enjuagues bucales sin alcohol y ser precavido cuando se esté
manipulando los cubiertos a la hora de ingerir alimentos.

Piercing en el pezón

¿Hemos ya entrado a la categoría de los tipos de piercing más sexys?, porque
eso parece. Pues, el piercing en el pezón se ha reconocido como uno de los que más
llega a aumentar la libido en las personas, sin importar si se habla de mujeres u
hombres.
En un inicio las perforaciones en el pezón se hacían únicamente para aquellas
mujeres que disfrutaban mostrarse atrevidas, pero con el paso del tiempo los hombres

también comenzaron a sumarse al movimiento y a llevarlos consigo. En parte por los
diseños que se comenzaron a popularizar en los últimos años.

¿Cómo se coloca el piercing en el pezón?

Lo primero es tomar la decisión acerca a la orientación que deseas darle, muchas
personas lo hacen de manera vertical, pero sin duda el más popular es el horizontal.
Luego de esto el perforador usará una aguja hueca para atravesar tu piel.
En este punto es normal que hayas sentido un corrientaso desde el pezón directo
hacia la punta de los pies, pero ya casi se acaba. Sólo queda que se inserte la joya en el
hueco de la aguja y esta sea extraída dejándola en su posición final.

Cuidados del piercing en el pezón

Durante la perforación del pezón puede que no la pasaras muy bien, pero ese
dolor se esfumará casi instantáneamente. Debes ser muy cuidadoso a la hora de que
alguien pueda tocarlo, que tú mismo lo roces o se te enganche en la ropa, volverás a ver
el infierno.
Deberás utilizar el suero fisiológico, con la ayuda de un hisopo, para limpiarlo al
menos tres veces al día. Si salen costras no intentes arrancarlas, solo humedécelas, estas
saldrán solas cuando sea el momento. E intenta no dormir boca abajo hasta que la
sensibilidad haya disminuido un poco.

Piercing en el ombligo

No hace mucho desde los tempranos años de los 2000 donde Britney Spears
conmocionó al mundo entero mostrando la sensualidad que le otorgaba la perforación
de ombligo que decidió hacerse para la época. ¡Y desde entonces se han visto réplicas
de réplicas!, incrementando su popularidad.
Entre los tipos de perforaciones que iniciaron siendo sólo de mujeres está este,
pero hoy en día el hombre ha demostrado que puede seguir guardando su masculinidad
y combinarla con un poco de sensualidad para lucir una pieza en su ombligo. ¡Vaya que
se ha logrado evolucionar en los últimos años!

¿Cómo se coloca un piercing en el ombligo?

Lo primero es desinfectar el ombligo, esto puede hacerse con un hisopo y
alcohol. Una vez limpio, se pasa a marcar los puntos que servirán como guía, en este
punto se comprueba que quede bien tanto estando de pie como también permaneciendo
acostado.
Con la ayuda de pinzas especiales el perforador tomará el pliegue de piel para
que la aguja logre perforar de manera limpia ambos puntos (no tiene que pasar por
completo, con la punta bastará), cuando haya salido al otro extremo se colocará la joya
y se traerá nuevamente quedando así está posicionada.

Cuidados del piercing en el ombligo

Aunque sea de los más comunes, no necesariamente tiene por qué ser el más
sencillo para cicatrizar. El riego sanguíneo del abdomen hace que la cicatrización se
convierta en una de las más lentas que se puede apreciar en los diferentes tipos de
perforaciones.
Deberás limpiarlo con suero fisiológico o solución salina de dos a tres veces a
diario, para ello puedes usar un hisopo. Los baños no deberán durar mucho tiempo, y el
jabón tendrá que ser neutro. En el mejor de los casos, la cicatrización se completará
entre los 9 y 12 meses de haberte hecho la perforación.

Comprar Piercing Ombligo

Piercing genital en las mujeres

Los órganos sexuales son unos de los más delicados que poseemos en todo el
cuerpo, su función se hace vital de muchas maneras. Pero eso no impide que, entre los
tipos de piercing que existen, se haya diseñado un par especialmente para ellas.
Entre los diferentes tipos destacan los siguientes:

1. Piercing Cristina

Este se encuentra localizado en la zona superior de la vagina, justo hasta el
monte de Venus. Cuando se realiza tarda al menos 9 meses para que pueda cicatrizar
completamente, siendo uno de los que más lleva tiempo en las genitales femeninas.
Normalmente se utiliza una pieza que mide al menos unos 2.5 centímetros, en
este tipo de piercing no se utiliza con mucha frecuencia el metal, puesto que el

plástico es un mejor material para la zona. Se debe tratar con delicadeza, es muy fácil
oprimirlo.
En cuanto a la perforación, esta no tiende a ser dolorosa. Pero debes estar
consciente que tendrás un sangrado frecuente por un periodo de tiempo luego de ella.
Debes estar completamente afeitada para el momento que se lleve a cabo, puesto que se
maneja una mejor higiene de esa manera.
Los riesgos que se corren son los normales de todo tipo de perforaciones, es
decir, existe una cierta posibilidad de que el proceso de cicatrización se vea
interrumpido por algún tipo de infección. Es por ello que debes tener en cuenta la
higiene de la zona, se hace necesario lavarse cada tanto.

2. Piercing del prepucio del clítoris

En la zona vaginal este es uno de los más comunes, existen al menos dos tipos a
los que puedes escoger: el vertical y el horizontal. El clítoris no es perforado en esta
ocasión, se usa el prepucio del mismo, el cual trata de un pliegue de piel encargado de
cubrirlo de forma parcial.
La orientación vertical es muy popular por su capacidad de aumentar el placer en
las relaciones sexuales. En el caso de la presentación horizontal no se ha evidenciado
una cantidad significativa de estímulo.
La herramienta correcta durante la perforación es un tubo receptor, si notas un
par de pinzas entonces debes detener el proceso automáticamente. Debes acudir solo
con un profesional porque corres el riesgo de sufrir una lesión del clítoris. Si todo va
bien, la cicatrización se completa a las 8 semanas como máximo.
Debes saber que, antes de la perforación, el pliegue de la piel de tu clítoris
deberá ser evaluado por el perforador. Aquellas mujeres que no poseen uno lo
suficientemente extenso no serán aptas para colocárselo.

3. Piercing del clítoris

El piercing del clítoris es quizá uno de los más osados que se ha logrado
evidenciar con el paso de los años. No muchas mujeres lo poseen, puesto a que se ubica
en sí en el clítoris, y es una parte muy sensible del cuerpo femenino. Para muchas el
estímulo mediante el tacto llega a ser desagradable o doloroso.

Para la perforación de este tipo de piercing se debe tener un cierto nivel de
preparación mental, es un proceso nada indoloro. Para él se utilizarán pinzas, y puede
que te arrepientas justo al inicio que esta comience. Entre los riesgos que existen se
puede sufrir un dolor persistente, acompañado de un fuerte sangrado e, inclusive, la
disminución del placer sexual.
Los primeros días serán de observación por parte de quien se lo haya colocado,
de sentir alguna molestia se debe acudir de manera inmediata a con el profesional que
ha hecho el trabajo. En los casos donde la cicatrización no avance, debe ser retirado
inmediatamente. Si todo sale bien, cicatrizará en 8 semanas.

4. Piercing en los labios vaginales

Este no aumentará o disminuirá el placer sexual, por lo que la razón por la cual
las mujeres deciden llevar un piercing de los labios genitales tiene que ver
mayormente con la estética.
En los labios mayores se corre el riesgo de sufrir de infección y también
sangrado, la misma joya puede causar un desgarro. Cuando todo sale de la manera que
se esperaba, el tiempo de cicatrización suele ser de 4 meses.
En el caso de los labios menores, normalmente se utiliza una barra o un anillo
como pieza. También es común que se pueda producir un desgarro y, el tiempo
estimado de cicatrización, se sigue manteniendo entre las 8 semanas, de no sufrir ningún
percance.
Cuando se decide remover este tipo de piercing la mujer puede apreciar cómo
le queda un pequeño agujero en la zona perforada, el mismo se irá reduciendo con el
paso del tiempo. Aunque no se puede esperar que desaparezca a su totalidad, ya que los
tejidos no se cierran por completo.

5. Piercing fourchette

Entre los tipos de piercing de la zona vaginal este es uno de los pocos comunes,
suele llevarse desde el perineo (el cual es la zona que une el ano con la vulva) hasta la
vagina. Generalmente se coloca con orientación vertical.
La perforación es llevada a cabo casi en la vagina, por ello se debe buscar a un
perforador con experiencia en el área. Se corre el riesgo de que se infecte o se

contamine por su proximidad al ano. Es por ello que la higiene debe tenerse muy en
cuenta.
Entre los cuidados que se pueden nombrar, está en limpiarse la zona con agua
tibia y jabón neutro cada vez que se vaya al baño, sin importar si se ha orinado o
defecado. Quizá sentarse en ciertas posturas resultará un poco incómodo. En los mejores
casos, la cicatrización se completa a las 8 semanas.

Piercing genital en los hombres

Exponer el pene a los diferentes tipos de piercing no es algo que cualquier
hombre tendría en consideración, pero vaya que algunos recurren a ello con la finalidad
de darle una mejor apariencia. ¡Y puede que para lucir más interesantes!
Entre los que existen, se pueden nombrar los siguientes:

1. Piercing Alberto

El piercing genital masculino que tiene un proceso más rápido de cicatrización
es el piercing Alberto. Este puede parecer doloroso cuando se ve por primera vez, pero
realmente es uno de los más sencillos de colocar y mantener.
La localización exacta se trata desde la apertura que posee la uretra, hasta la
parte de atrás. Se debe tener en cuenta que el sangrado es común en los primeros días.
Normalmente la joya utilizada es un anillo, aunque algunos prefieren la barra curva. De
todo salir bien, sanará en 8 semanas.

2. Ampallang

Otro de los tipos de piercing que se colocan en el genital masculino es el
piercing Ampallang, este recorre el glande de manera horizontal. Posee un tiempo
largo de cicatrización, y puede no resultar cómodo para cualquiera.
La perforación la debe hacer un profesional, ya que se ubica de forma horizontal
por el glande. Se debe tener en cuenta que el dolor dependerá de qué tan gran sea la joya
que se haya elegido. Entre los riesgos que se corre en el procedimiento es la presencia
del sangrado. Tarda al menos 9 meses en curar.

3. Apadravya

En este caso, estamos hablando del piercing Apadravya, conocido por recorrer
de manera vertical al glande. Este esta entre los tipos de piercing que es comúnmente acompañado con
un piercing Alberto, ya que posee una coincidencia justo en el agujero de la pared de la
uretra.
Por lo general se usa una barra recta. El perforador deberá tener experiencia, de
lo contrario, se corre el riesgo de un sangrado excesivo. Cuando todo sale bien, no
tiende a pasar los 9 meses para sanar completamente. Puede resultar incómodo para
tener relaciones sexuales hasta que el cuerpo se acostumbre.

4. Piercing del frenillo

Este es, solo por debajo del piercing Alberto, esta entre los tipos de piercing más popular
para los genitales masculinos.
La perforación se da horizontal en la mayoría de los clientes, ubicada encima del
glande dirigiéndose, por la parte inferior, hacia la base del pene. Los riesgos que se
corren con ella es que exista una mala cicatrización. De no ser así, tardará sólo 4 meses
para curarse. La pieza usualmente es una barra.