Piercing en el Pezón

           Los piercing en el pezón!. En los últimos años, tanto en hombres como en mujeres, ha comenzado a popularizarse los piercings en el pezón. Existen personas que les gusta apreciarlos en otros, y otros que sin duda están abiertos a la idea de colocarse uno. ¡O ambos!

            En este artículo te contaremos todo lo que necesitas conocer acerca de una perforación en el pezón. ¿Será que duele demasiado o es sólo una idea que nos crea la mente?

¿Cómo se coloca un piercing en el pezón?

            Para ello primero debes elegir la orientación que tendrá. Algunos deciden colocarlo de manera vertical, pero la más común es de manera horizontal. Ya decidido este punto, las marcas se harán para servir de guía en el resto del proceso.

            Luego de esto, con la ayuda de una aguja hueca, se perforará. En el extremo hueco se colocará la pieza para que, cuando se extraiga la aguja, la misma quede situada a la perfección.

            Si te preguntas respecto al dolor debes saber que sentirás una especie de corriente en todo tu cuerpo, lo mejor será que respires profundo. Pero estarás bien casi de inmediato.

¿Qué se siente luego de hacerse una perforación en el pezón?

            Después de que te has hecho el piercing en el pezón lo primero que debes tener en cuenta es que sentirás un fuerte escozor, el mismo inicia en el mismo pezón y tiende a terminar en los dedos del pie. Aunque es algo que no se extiende por mucho tiempo.

            Después de que pase la peor parte verás cómo se comienza a formar la costra, y en este caso realmente se evidencia mucha, aunque depende en sí de los métodos de cicatrización que experimenten cada cuerpo en específico.

            ¿Cómo se cuida una perforación en el pezón?

            El cuidado básico de un piercing en el pezón consta de mantenerlo limpio, y la mejor manera de hacerlo es aplicándote un poco de solución marina (la misma se hace en casa con agua y sal marina) para ayudarlo a cicatrizar.

            Es normal que sigas sintiendo dolor en la zona, o que esté más sensible de lo normal. Por ello debes evitar, a toda costa, cualquier tipo de tirón que se pueda tener en él. En el caso de las mujeres, se recomienda usar sujetadores deportivos los primeros días.

            En cuanto a los jabones que usarás durante el baño, debes saber que estos deberán mantener un pH neutro. De ser de otra manera, lo mejor será que los evites a toda costa. Tampoco se recomienda que uses exfoliantes o perfumes en la zona. ¡Queda totalmente prohibida la nueva colonia que has encargado!

 

¿Puede una mujer amamantar con una perforación en el pezón?

            Entre los mayores miedos que posee una mujer que tiene un piercing en el pezón es el de no poder amamantar a sus bebes cuando sea el momento de formar una nueva familia.

            Siempre y cuando la etapa de cicatrización haya culminado, lo único que deberás hacer es retirar la pieza para proceder con la alimentación de tu hijo. Cuando acabes puedes limpiarte, colocarla y nada habrá pasado.

Experiencia Piercing Pezón

Hoy os traigo una especie de storytime contandoos mi experiencia a la hora de hacerme el piercing del pezón o nipple piercing, cómo me lo curé cuando se me infectó, los cuidados que le di para la curación, el dolor y bueno, esas cosas, ya sabéis que este tipo de videos tienen un significado especial para mí porque os comparto un poquito de mi vida, espero que os guste!! catéter piercing